libre de tabaco

woman, girl, freedom-591576.jpg


El modo en que el tabaco funciona en nuestra mente es similar al de un
programa de ordenador que viene con malware y sin desinstalador.

Lo instalamos en algún momento pensando que podremos manejarlo y dejarlo cuando queramos, sin embargo,
la realidad es que perdemos nuestro poder y libertad, nos maneja él
y se convierte en todo un reto poder dejarlo y volver ser libres.

La principal dificultad para dejar el tabaco no es el síndrome de abstinencia o «mono» físico, sino el enganche mental y sobre todo la dependencia emocional a la que nos subyuga.

Este es un programa de liberación del tabaco va dirigido a personas que deseen desarrollar las actitudes necesarias para liberarse poco a poco, sin ansiedad y a su ritmo, pero completa y para siempre
del yugo de la esclavitud a la que nos somete.

Para empezar este programa no es necesario que dejes previamente de fumar, puedes seguir fumando hasta que desarrolles y fortalezcas las herramientas necesarias que te permitan encontrar
la fuerza interior para hacerlo sin ansiedad.

Scroll al inicio