Pranayama

La respiración es la base de la vida, tal y como respiras así es tu vida. Sucede de manera automática sin prestarla demasiada atención y así nos va.
Una respiración deficiente es causa directa de múltiples trastornos, tanto a nivel nervioso como en general. Generalmente no respiramos, no sabemos lo que realmente significa y puedes hacer con tu respiración, nos limitamos a sobrellevar y vivir más o menos decentemente, no realmente a disfrutar de una vida plena.
Hay múltiples ejemplos de personas que a través del control y la conciencia de su respiración pueden hacer cosas realmente asombrosas, como Win Hof que es capaz de controlar completamente su temperatura corporal en agua helada por largo tiempo sin ningún efecto adverso para su salud o neutralizar un virus inyectado en su cuerpo de manera controlada en un laboratorio.
El maestro de yoga Iyengar también tuvo en el control de la respiración un apoyo realmente poderoso y decisivo en sus inicios con el yoga dada la debilidad enfermiza de su cuerpo desde la niñez.
Cambiando tu respiración puedes cambiar tu vida, activando la consciencia que sobre ella tienes vas a cambiar tu vida en la dirección que realmente sientas necesaria.

En Be Mindful Yoga concedemos al pranayama una atención especial, no sólo como una práctica al empezar o terminar una clase, sino y principalmente como parte primordial de la misma.