MASAJE CALIENTE CON ACEITES ESENCIALES.

El masaje caliente de aceites esenciales está basado en la técnica tradicional Hindú del masaje Ayurveda.

A través de los pases y de la imposición de manos en diferentes lugares del cuerpo se consigue que la energía estancada en el mismo, vuelva a circular y sea reequilibrada desde la sabiduría interna del propio organismo.

Las propiedades terapéuticas de los diferentes aceites esenciales, gracias a la agradable temperatura conseguida al calentarlos, penetran con más facilidad en el organismo a través de los diferentes canales energéticos (Nadis), donde sus propiedades son absorvidas en profundidad para facilitar el restablecimiento del equilibrio homeostático del organismo.

Cada terapia es única y diferente pues ni hay dos personas iguales, ni la misma persona está siempre igual, los pases van surgiendo desde la más pura intuición, sintiendo a la persona y el momento en que está.

En cada sesión sobre una base de aceite de almendras, se prepara la mezcla adecuada de aceites esenciales para cada persona y para el momento vital en que se encuentre, según sean sus necesidades.

Cada sesión puede durar desde una hora y media, hasta dos horas de media.

La sensación al finalizar la terapia es de profundo bienestar, ralajación y equilibrio, es muy recomendable poder dejar un tiempo entre el masaje y el retomar de las actividades cotidianas, para poder disfrutar de las sensaciones que lo acompañan y dejar que se integre esa sensación de equilibrio en el organismo.