MASAJE THAI...

El arte de un buen masaje, el reequilibrio del Yoga,  la sabiduría ancestral de una ciencia milenaria...todo un regalo para los sentidos.

El masaje Thai se remonta en sus orígenes a la India en la época del Buda en la que Khru Shivako el médico del rey Suddhodana padre de Siddharta (el Buda) unificó en una terapia los conocimientos que poseía de tratamientos del masaje Ayurveda, técnicas yóguicas de estiramientos y respiración, y el masaje de la medicina china Tui-Na.

Desarrolló una técnica para reunir en perfecta armonía cualidades de diferentes disciplinas orientales tales como la presión con dedos, manos, codos, rodillas y pies junto con balanceos rítmicos, estiramientos lentos y profundos en asanas (posturas) y respiración del Yoga que aplicados en su conjunto proporcionan una experiencia terapéutica única y completa.

La persona lo recibe en un futón en el suelo sobre ropa cómoda y sin aceites, cada sesión puede durar entre una hora y media hasta dos horas de media.

De la India se perdió su uso y se ha conservado en Tailandia en diferentes escuelas y linajes de masaje y terapia donde forma parte habitual de los tratamientos de salud que recibe la población por parte de los servicios médicos oficiales del país.