Hatha Yoga...

  

Un saber milenario al servicio de la humanidad para la liberación del sufrimiento.

 

El Yoga es una ciencia antigua que se pierde en los origenes del tiempo. Tradicionalmente se situa en la India su origen pero actualmente se tienen evidencias de antiguas estatuillas y otros objetos del Paleolítico (hace unos 30.000 años) y Neolítico (entre 7.000 y 9.000 años) en las que se representan imágenes femeninas en posturas yóguicas de meditación.

El Yoga ha evolucionado a lo largo de los siglos principalmente en la Indía donde por las características culturales y tradicionales del país ha permanecido en el tiempo y desde donde nos llega de nuevo a occidente introducido por practicantes masculinos principalmente.

El Hatha Yoga en particular es el Yoga, el punto de unión y equilibrio entre fuerzas opuestas. La raíz sánscrita  Ha- significa "sol" mientras que -tha significa "luna". Es la danza en equilibrio de lo masculino con lo femenino, entre el cuerpo y la mente, es la danza en equilibrio de dos fuerzas...la traducción literal de Hatha es fuerza.

La práctica cotidiana de Hatha Yoga proporciona ese equilibrio de fuerzas tanto a nivel físico, energético, emocional y si se quiere también espiritual aunque no es necesario creer en nada ni dejar de creer en nada tampoco. Esa práctica del equilibrio que es el Hatha Yoga sostenida en el tiempo a través de posturas y trabajo físico (asanas), de ejercicios de control de la respiración (pranaiamas), prácticas de concentración y meditativas así como una serie de preceptos y conceptos morales no limitativos ni excluyentes es lo que hace que, desde mi propia experiencia personal, afirme que sin duda es uno de los sistemas más completos que existen para la liberación de nuestro propio sufrimiento